Vascas/os en la II GM

La presencia vasca en la II Guerra Mundial no se circunscribe únicamente al ámbito del exilio y la deportación a campos de concentración. Vascas y vascos tuvieron también un papel activo de muy diversas maneras en la lucha contra el III Reich a lo largo de la contienda, algunos de especial relevancia, como el caso de José Antonio Castro Izaguirre dentro de la armada francesa, o como el apoyo ejercido a favor de los aliados por un mermado Gobierno Vasco en el exilio.

Miembros del batallón Gernika, en Montalivet (Gironda). Abril de 1945. Fot. Archivo Pedro Ordoqui [extraído de www.euskomedia.org]

Miembros del batallón Gernika, en Montalivet (Gironda). Abril de 1945. Fot. Archivo Pedro Ordoqui [extraído de www.euskomedia.org]

Una de las formas de lucha fue la integración de unidades vascas en el ejército francés. El caso más relevante es el del Bataillon de volontaires basques-espagnols, más conocido como Batallón Gernika, que jugó un papel importante en la batalla de Pointe-de-Grave, ya al final de la guerra. Sin olvidar la Legión Extranjera, donde combatieron la mayoría de vascos integrados en el ejército francés, ni la presencia de vascos en la marina y aviación aliadas. En el frente oriental, también participaron vascos en la defensa de Leningrado, algunos de ellos “niños de la guerra” evacuados a Rusia en 1937. La mayoría murieron en combate, como Enrique Echevarría o José Luis Larrañaga.

Hombres y mujeres que también realizaron labores de espionaje, bien por cuenta propia con la creación del “Servicio Secreto Vasco”, conocido simplemente como el “Servicio”, bien integrándose o coordinándose  con servicios secretos aliados como el MI británico. Destacable también es la colaboración vasca con redes de evasión. Un caso bien conocido es la participación de Florentino Goikoetxea en la red Comète, organización belga dedicada a la evasión de pilotos aliados derribados en los territorios ocupados. Florentino los pasaba por la muga y agentes del MI británico en coordinación con el consulado británico de Bilbao los repatriaban a Inglaterra.

Tampoco debe olvidarse la participación vasca en diferentes grupos armados de la Resistencia, que jugó un papel importante en la liberación de Iparralde.

Pero no todos los vascos combatieron en las filas aliadas. Al contrario, el grupo más numeroso lo hizo en la famosa División Azul, la unidad española de voluntarios al servicio de Hitler, que acabó aplastada por el Ejército Rojo. Otros vascos sirvieron a los alemanes haciendo labores de espionaje, integrados en los servicios de información nazis, o simplemente de propaganda política.

Como en el caso de las personas exiliadas y las deportadas a campos de concentración, muy poco se ha hecho desde el ámbito público para recordar a los vascos y vascas que participaron activamente en la II Guerra Mundial.

Be Sociable, Share!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>